[layerslider id="14"]

Allanamientos permiten desarticular estructura criminal vinculada con el reo Rigoberto Morales alias “Rigorrico”

En el marco de la Política de Persecución Penal Democrática del Ministerio Público, hoy la Fiscalía contra Secuestros, con el apoyo de las fuerzas de seguridad realizó once  allanamientos y logró desarticular una estructura criminal dedicada al plagio o secuestro, extorsión y robo de viviendas.

Las diligencias se desarrollaron en inmuebles ubicados en los departamentos de Quetzaltenango (8), Izabal (2) y Escuintla (1), en dichos puntos fueron capturadas cinco personas que se presume estarían vinculadas a un grupo criminal relacionada con el reo Rigoberto Antonio Morales Barrientos “alias Rigorrico”.

En conferencia de prensa, Mayra Véliz, Secretaria General, Ana Elena Guzmán, Subcretaria General, César Estrada, fiscal de sección, de la Fiscalía Contra Secuestros, del Ministerio Público, en conjunto con Nery Benito Hernández, jefe de la Dirección Especializada en Investigación Criminal, de la Policía Nacional Civil, brindaron detalles de la desarticulación del grupo criminal.

La Secretaria General, explicó que los antecedentes del caso de secuestro inició el 04 de febrero de 2017. La víctima Víctor Danilo Aragón Solórzano salió de su residencia ubicada en la zona 6 del departamento de Quetzaltenango, a bordo de su vehículo. Minutos después se comunicó  vía whatsapp, a eso de las  16:00 horas, con  su hijo, para comentarle que se reuniría con una amiga de nombre “Yulisa”.

Ese mismo día, a las 23:07 horas, el hijo de la víctima, recibió una llamada telefónica, realizada por uno de los integrantes de la estructura criminal, indicándole que tenia secuestrado a su padre, y le exigieron  Q 700,000.00 a cambio de liberarlo y de no hacerle daño.

Durante el período del 04 al 09 de febrero de 2017, se sostuvo una negociación entre los secuestradores y los familiares de la víctima, acordando realizar un pago de Q 16,450.00, a cambio de la liberación.

El 09 de febrero de 2017, a las 22:30 horas se realizó el pago requerido por los secuestradores, sin embargo, no liberaron a la víctima.

El 10 de febrero de 2017 fue localizado el cuerpo sin vida de la víctima, en el municipio de Olintepeque, departamento de Quetzaltenango, presentando heridas causadas por proyectiles de arma de fuego.

En seguimiento a la investigación, para encontrar a los responsables del secuestro y asesinato de Víctor Danilo Aragón Solórzano, se utilizó el método especial de investigación de interceptación de comunicaciones, estableciendo así, la existencia de una estructura criminal que opera en el departamento de Quetzaltenango, la cual se dedica al sicariato, secuestro, robos, entre otros hechos delictivos, puntualizó César Estrada, jefe de la Fiscalía contra Secuestros.

La estructura criminal es liderada por Rigoberto Antonio Morales Barrientos alias “Rigo rico”, quien en su momento se encontraba recluido en la Granja Penal Cantel, ubicada en el departamento de Quetzaltenango. Centro de detención desde el cual ha planificado y coordinado otros hechos ilícitos.

Los detenidos son: Peter Cristian Ixpertay Romero de 18 años, Sandra Yaneth Leiva Morales, de 41 años; Brian Eduardo Sacan Contreras de 23 años; Herbert Giovanni Estrada Molina de 40 años y Christian Antonio Peña de 36 años. Además fueron detenidos en flagrancia por posesión de drogas Florinda Minera Morales de 72 años, Marlon Josué Figueroa Marroquín de 20 años y una menor de 16 años.

Asimismo, la Fiscalía contra Secuestros notificó  a los reos Rigoberto Antonio Morales Barrientos quien guarda prisión en el Centro de Detención Preventiva para Hombres Fraijanes, así como a Alberto Gómez de León, alias el negro, y a Sergio Geovany Suchité, ambos en la Granja  Modelo de Rehabilitación Cantel, con el objetivo de poderlos ligar a nuevo proceso penal por este caso.

Otros casos

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía contra Secuestros, en febrero del 2017, el cabecilla de la estructura criminal Morales Barrientos, planificó y coordinó con los demás integrantes realizar el secuestro de una persona en Izabal, sin embargo la intervención de fiscales y policías evitó la consumación del hecho.

Asimismo, el 19 de febrero de 2017, nuevamente Morales planificó la ejecución de un robo en el interior de un inmueble en la cabecera departamental de Quetzaltenango, los presuntos responsables fueron detenidos y se les incautó armas de fuego y el vehículo en el que se transportaban para cometer dicho ilícito.

Los integrantes de esta estructura criminal son sindicados por los delitos de plagio o secuestro, asesinato, conspiración para cometer el delito de plagio o secuestro, conspiración para cometer el delito de robo agravado y asociación ilícita.

La investigación duró un año, tiempo en el cual mediante las investigación realizadas se evitaron hechos delictivos como secuestros, extorsiones y robos, planificados por esta estructura criminal desarticulada hoy.

 

Guatemala, 12 de enero de 2017

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *