BANNER WEB 3

Sanciones logradas por Fiscalía coadyuvan a mejorar la recaudación tributaria

El Ministerio Público por medio de la Fiscalía de Delitos Económicos, logró tres sanciones contra igual número de representantes legales de distintas empresas que no declararon los impuestos correspondientes  a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

En el primer caso, Edgar Rolando Nájera Ardón, en su calidad de representante legal de la entidad Jericó S.A., obtuvo el beneficio de la medida desjudializadora consistente en la suspensión de la persecución penal, luego que se comprometió a pagar los impuestos defraudados por Q1 millón, 243 mil, 382.76, esto luego de una verificación por parte de la SAT a la empresa, durante  el período del uno de enero  al 31 de diciembre 2014.

Se establecieron inconsistencias en relación a los proveedores, por lo que incurrió en los delitos de defraudación tributaria y casos especiales de defraudación tributaria. Se le impuso que debe recibir dos cursos en la CENSAT, igualmente debe entregar una donación de Q2 mil en víveres a Cabecitas de Algodón.

En lo que respecta a la segunda resolución judicial, es en relación a que Manuel Trinidad Rivera Quiroa, se le suspendió la persecución penal , después que el sindicado pagó los impuestos dejados de percibir por Q8 mil 127.09, mas multa e intereses asciende a un total de Q24 mil 968.95.

Como parte de las reglas de abstención que consisten en recibir tres cursos en CENSAT, dar una donación de Q1 mil, a los Bomberos Voluntarios de Escuintla

La SAT le requirió información jurídico contable a Rivera Quiroa y no cumplió con  entregar la totalidad de la documentación, por lo que se denunció por el delito de resistencia a la acción fiscalizadora.

El tercer fallo judicial, refiere que Rudy Alejandro Ajquejay Panteul, en su calidad de representante legal de la entidad Ingeniería y Sistemas Mecánicos, fue sindicado por los delitos de defraudación tributaria y casos especiales de defraudación tributaria.

En relación a los hechos, la Superintendencia de Administración Tributaria presentó la denuncia el 23 de noviembre de 2015, por haber encontrado inconsistencias en cuanto al adecuado cumplimiento de las obligaciones tributarias ya que dos de sus proveedores no reconocieron las transacciones comerciales.

Determinándose un menoscabo fiscal en concepto de Impuesto al Valor Agregado, por Q18 mil 598.01 y en concepto de Impuesto Sobre la Renta,  Q48 mil 044.85 haciendo un total de Q66 mil 642.86. Los cuales canceló en su totalidad para optar al beneficio de la suspensión de la persecución penal. Se le impuso un periodo de prueba de dos años, la recepción de dos cursos en Censat.

 

Guatemala, 22 de junio 2018

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *