[layerslider id="14"]

Trabajo de MP consigue condenas contra siete personas en diferentes casos

El Ministerio Público mediante el trabajo de investigación y litigio que realiza la Fiscalía de Distrito Metropolitano permitió que el órgano jurisdiccional resolviera emitir las sentencias condenatorias en contra de cinco personas que cometieron delitos en cuatro casos diferentes.

Los fiscales presentaron las pruebas ante el Tribunal Noveno de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente con las que se comprobó que Melvin Maximiliano Gómez Reyes cometió el delito de falsedad ideológica, uso ilegítimo de documento de identidad personal y encubrimiento propio, con una pena de cinco años y cuatro meses de privación de libertad inconmutables.

Durante el juicio los fiscales detallaron cómo Gómez utilizó el 22 de octubre de 2009 un Documento Personal de Identidad (DPI) que no le corresponde, para insertar declaraciones falsas y con ello suscribir una escritura pública con garantía hipotecaria para obtener la cantidad de 40 mil quetzales y como garantía de pago gravó un inmueble propiedad del agraviado.

Otras condenas

Los fiscales también le presentaron al Tribunal Cuarto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala que resolvió dictar la sentencia condenatoria de ocho años de prisión contra José Alberto Sabán Saucedo, quien cometió el delito de transporte y/o traslado ilegal de armas de fuego.

Por este caso además fue condenada Katherin Patricia Morales Crispin a dos años de cárcel conmutables a razón de 40 quetzales diarios por el delito de encubrimiento propio.

El hecho ocurrió el 19 de enero de 2018 cuando Sabán Saucedo conducía el taxi identificado con las placas de circulación A-823 BCG, en donde transportaban tres armas de fuego, pero en el kilómetro 16.5 sobre la ruta a Fraijanes en jurisdicción de San José Pinula, fuero interceptados por agentes de la Policía Nacional Civil y tratan de escapar.

La fiscalía mediante las investigaciones estableció que la intensión era entregar las tres armas de fuego a los tripulantes de dos motocicletas que dejaron abandonadas en el lugar y además al revisar las armas resultó que tenían reporte de robo.

En otro caso la fiscalía demostró ante el Tribunal Sexto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala que José Fernando Icó Chun cometió el delito de portación ilegal de armas de fuego de uso civil y/o deportivas. En la sentencia condenatoria el tribunal le impuso una pena de ocho años de prisión inconmutables.

Los fiscales probaron durante el juicio que Icó Chun fue aprehendido el 14 de marzo de 2018 en la 4ª. calle y 1ª. avenida de la colonia Landívar, zona 7 de la ciudad capital, por agentes de la Policía Nacional Civil quienes le incautaron un arma de fuego sin contar con la licencia de portación que extiende la Dirección General de Control de Armas y Municiones.

La fiscalía le presentó las pruebas al Tribunal Sexto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala que resolvió dictar la sentencia condenatoria de tres años de privación de libertad contra Cristian Alexander Zacarías Martínez, quien cometió el delito de robo el 16 de enero de 2018 en la 21 calle y 4ª. avenida,  colonia Miraflores de la zona 11.

Finalmente los fiscales lograron que el Tribunal Segundo de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de la capital ratificara la condena de ocho años de cárcel inconmutables contra Mario Rossell Enamorado Rodríguez y Héctor Antonio Florián Rodríguez, quienes cometieron el delito de portación ilegal de armas de fuego de uso civil y/o deportivas.

Los procesados fueron sorprendidos el 29 de noviembre de 2014, en la colonia Las Brisas, del municipio de San Pedro Ayampuc con un arma de fuego sin contar con la licencia de portación que ordena la Ley de Armas y Municiones.

Guatemala, 15 de marzo de 2019.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *